TROMBOFLEBITIS

La tromboflebitis constituye otra de las complicaciones frecuentes de la enfermedad venosa, no obstante, se deben considerar dos tipos de trombosis:
La trombosis venosa profunda que es la que asienta en el sistema venoso profundo.
La trombosis venosa superficial que es la que asienta en el sistema venos superficial.

Las trombosis que asientan en el sistema venoso profundo son las venas subaponeuróticas, que normalmente drenan el 90% del retorno venoso.
Las trombosis localizadas en este sector, son las mas graves porque pueden evolucionar hacia una embolia, que es el desprendimiento de un coágulo con graves consecuencias para la salud, siendo el dolor, la hinchazón o el edema de piernas los primeros síntomas de alerta y se debe concurrir a la consulta.

En cambio la Trombosis venosa superficial, denominada Tromboflebitis superficial, que es la que asienta en las venas del sistema superficial, son menos graves y se caracterizan generalmente por afectar un sector de la pierna, presentan induración, dolor, eritema (coloración rojiza), raramente provocan embolias, no obstante requieren de pronta atención para evitar su progresión y complicaciones mayores.

La Erisipela o la Lesión Erisipelatoidea, constituye junto a la Linfangitis, complicaciones muy dolorosas, generalmente secretantes, frecuentemente acompañada de un cuadro febril, provocada por la presencia de un germen habitual de los tegumentos, el estreptococo, asociados a trastornos del sistema linfático y a una insuficiencia venosa crónica. Pueden evolucionar hacia graves deformaciones de la pierna hasta alcanzar grados extremos denominados elefantiasis, por tener el aspecto similar a la pierna del elefante.

Contáctenos

Bienvenidos a FundaPreve! Envíenos su consulta y nos pondremos en contacto con usted a la brevedad. Muchas Gracias!